Prevención: Evitar emisiones fugitivas

Las emisiones fugitivas dañan la atmósfera y escapan a través de numerosas pequeñas fugas. Con el tiempo, incluso una válvula de instrumentación puede llegar a convertirse en un punto de fuga. La protección más efectiva contra las emisiones fugitivas es la prevención: En el caso de las válvulas de instrumentación, esto es posible con la ayuda de un diseño apropiado a prueba de fugas.

Muchas plantas de la industria Oil&Gas emiten gas metano de efecto invernadero. La “Agencia Internacional de la Energía” (AIE) atribuye el 70% de estas a fugas desconocidas, así como también a emisiones intencionadas.

Cada planta tiene miles de potenciales puntos de emisión, incluyendo varios tipos de válvulas. En comparación con las válvulas de las tuberías con grandes anchos nominales, el nivel de riesgo de las válvulas de instrumentación es bastante bajo. No obstante, con el objetivo de proteger el clima, hay que evitar que escapen incluso mínimas cantidades de metano (o de cualquier otro gas de efecto invernadero). Al igual que en el caso de estos “destructores del clima”, tampoco deben liberarse otros gases que puedan poner en peligro al personal de la planta, como el sulfuro de hidrógeno.

Las válvulas de instrumentación WIKA para la prevención de emisiones fugitivas son inconfundibles: por el código de color naranja en su bonete.

Elementos de seguridad y código de colores

Las válvulas de aguja modelo IV1x y IV2x, los manifolds modelo IV3x y IV5x y las válvulas monobrida modelo IVM de WIKA, por ejemplo, se pueden diseñar para que sean adecuadamente estancos. Los bonetes de estas válvulas están equipados generalmente con elementos de seguridad relevantes: husillo de la válvula a prueba de explosión, punta del husillo no giratoria con asiento metálico (versión de desgaste reducido) y un par de apriete bajo que garantizan un funcionamiento suave y preciso de la válvula, incluso a elevadas presiones.

La versión para la prevención de emisiones fugitivas también tiene una estopada de sellado especial hecha de RTFE, un PTFE reforzado. Las correspondientes válvulas WIKA están marcadas con un código de color (naranja) en su bonete y, por lo tanto, son claramente identificables.

Su aprobación según dos normas

La cualidad de estos instrumentos de no permitir emisiones fugitivas se comprueba según los requisitos de dos normas: la norma internacional EN-ISO 15848-1 y la VDI 2440, que se denomina “TA Luft” en las Instrucciones Técnicas sobre el Control de la Calidad del Aire del Reglamento Administrativo de la Ley Federal de Control de Emisiones. Esta última se aplica sobre todo a los operadores de plantas. Sin embargo, en el mercado alemán también se utiliza generalmente como base para las válvulas de instrumentación.

La norma VDI define una tasa de fuga específica para las válvulas. Exige que el diseño del sistema de sellado “permita una función prevista durante el funcionamiento que persista a largo plazo”. El cumplimiento de las especificaciones se confirma exclusivamente mediante una declaración del fabricante.

Procedimientos de prueba y verificación por un tercero

La norma EN-ISO 15848-1 formula condiciones concretas para la calificación. En primer lugar, divide las válvulas en las tres clases de estanqueidad A, B y C, cuyo cumplimiento debe demostrarse mediante una prueba con helio o metano. Las válvulas de la gama de modelos IV de WIKA se ajustan a la categoría A (menor potencial de fuga). Cumplen con la tasa de fuga de 10-5 mg.s-1.m-1 utilizando la técnica de detección de fugas con helio. Para las pruebas de carga de las válvulas de cierre, la norma internacional ha definido especificaciones claras. Por ejemplo, el procedimiento de prueba para los elementos de prueba de la gama de modelos IV comprende un total de 455 ciclos mecánicos en diferentes condiciones térmicas (-29°C, temperatura ambiente, +180°C).

Sólo la declaración del fabricante no es suficiente para confirmar el diseño de un instrumento según la norma EN-ISO 15848-1. La prueba debe ser verificada por un tercero independiente. En el caso de las válvulas WIKA, este es el Grupo ABS.

Puede encontrar más información acerca de las válvulas de la gama de modelos IV en el sitio web de WIKA.

WIKA ofrece combinaciones personalizadas de válvulas e instrumentos de medición (hook-up) según especificaciones del cliente. Estos “hook-up” se entregan listos para su funcionamiento y a prueba de fugas.

Si tiene alguna consulta más, su contacto en WIKA le atenderá encantado.

Vea también nuestro post
Combinación de instrumentos de medición de presión y accesorios: ventajas del sistema hook-up o conjunto preensamblado.



Comentario