Hoy en día se utilizan una gran variedad de manómetros para diferentes tipos de aplicaciones en la industria. Los manómetros de latón con líquido de llenado son populares por su durabilidad y precisión. En la actualidad, el uso de estos manómetros ha aumentado de manera significativa debido al uso de equipos portátiles como compresores, bombas y herramientas hidráulicas.

molla-bourdon

Mecanismo interno de un manómetro tipo Bourdon

Hace ciento setenta años, el ingeniero francés Eugene Bourdon inventó el famoso tubo bourdon en forma de C, una de las particularidades de este tubo es que solamente uno de sus extremos está sellado. El aumento de la presión dentro del tubo provoca que este se enderezca, provocando como consecuencia un movimiento que permitira gracias a un mecanismo el movimiento de la aguja. A pesar de que existe una amplia gama de instrumentos para medir la presión, el manómetro con tubo Bourdon sigue siendo el instrumento más usado para medir la presión.

El manómetro con tubo Bourdon modelo 213.40 de WIKA utiliza esta tecnología ancestral, está compuesto de una caja hecha en latón macizo y contiene líquido de llenado. Este tipo de latón garantiza una mayor durabilidad y minimiza las fugas y los daños que puedan surgir si el instrumento ha sido expuesto a condiciones ambientales difíciles.

El modelo 213.40 fue el primer manómetro con líquido de llenado introducido en el mercado estadounidense en 1960, y WIKA sigue siendo el único fabricante estadounidense de este tipo de manómetro. A lo largo de los años, se han copiado numerosos modelos de manómetros por todo el mundo y los han introducido en el mercado, pero el modelo 213.40 de WIKA sigue siendo inimitable por su calidad, robustez, precisión y durabilidad.

Las ventajas de los manómetros con líquido de llenado

Los manómetros con líquido de llenado son más económicos a largo plazo, ya que están diseñados para soportar condiciones ambientales exigentes. En cambio, en los manómetros tradicionales (sin líquido), las condiciones o factores ambientales como las vibraciones, la humedad y las fluctuaciones de temperatura, causan un deterioro severo. El fluido que contienen los manometros con líquido de llenado resuelve eficazmente estos problemas, ya que precisamente este líquido protege las piezas internas de los impactos, evitando así los daños y evitando el desgaste de todos los componentes móviles del instrumento.

El líquido de llenado, es la mejor solución para proteger los componentes sensibles de los impactosy las vibraciones. En el caso de ciclos de presión frecuentes (vibraciones), WIKA recomienda complementar el manómetro con un obturador.

El tipo de líquido de llenado varía según el tipo de aplicación y las condiciones de uso. La glicerina por ejemplo, es compatible con la mayoría de las aplicaciones con fluidos no oxidantes, mientras que la silicona se utiliza generalmente en temperaturas ambientales bajas de hasta -40°F. En cuanto a los fluidos oxidantes, podrían considerarse líquidos inertes como el aceite halocarbónico o Fluorolube®. 

Manómetro con tubo Bourdon WIKA 213.40

Manometro in ottone modello 213.40

Manómetro con tubo Bourdon, aleación de cobre 213.40

El manómetro con tubo de Bourdon WIKA 213.40 contiene glicerina, se utiliza tanto en maquinaria móvil y estacionaria, y en muchas otras aplicaciones hidráulicas de alto rendimiento. Estos famosos manómetros WIKA son prácticamente indestructibles y son los más usados en el sector petrolero en Texas, Estados Unidos.

Hasta la fecha no existe ninguna alternativa comparable a este modelo en particular.

La amplia cartera de instrumentos de medición de presión de WIKA consta de una serie de manómetros personalizables, incluyendo modelos que han sido diseñados especialmente para satisfacer las exigentes condiciones de la industria del petróleo y gas. Para saber más sobre el manómetro con tubo Bourdon modelo 213.40, póngase en contacto con nuestros especialistas en presión.


Comentario