Vaina Temperatura

Una sonda o un termómetro mecánico utilizan un elemento sensible que necesita protección contra cargas mecánicas o medios agresivos. Para ello se aplican vainas metálicas que entran en contacto con el medio y transmiten la temperatura hacia el sensor.  Hay una multitud de versiones y construcciones pero en general se distingue entre vainas mecanizadas de una barra y vainas de tubo que consisten en varias partes soldadas.  Otra distinción es el tipo de conexión siendo las vainas bridadas y las vainas roscadas las más habituales en la industria.

Materiales
En numerosas aplicaciones los medios son corrosivos y requieren vainas en acero inoxidable. Para aplicaciones con medios muy agresivos se fabrican vainas en materiales especiales como Monel®, Inconel®, nickel, Hastelloy®, tantalum, titanium, o con un recubrimiento en Teflon® .

Conexión Puede enroscar, atornillar (con brida), acoplar con clamp, o soldar la vaina en su punto de medición.  Mientras la rosca del tubo proporciona suficiente resistencia mecánica, la soldadura hace de sellado. Las vainas con brida con de barra mecanizada se sueldan a bridas de primera calidad de material y de acabado.  La construcción estándar aplica una soldadura con bisel en J y un bisel filete limpio. Este tratamiento doble previene la corrosión galvánica y evita cualquier junta abierta. 

Longitud de inserción
Para asegurar la exactitud, se recomienda sumergir la vaina a una profundidad mínima de la mitad del diámetro del tubo. La longitud sumergida en el medio se llama longitud “U”.

Posición de montaje
El usuario debe optimizar la posición de montaje para conseguir un máximo rendimiento.  La mejor solución es la posición que permite la máxima exposición del sensor al fluido. Esta exposición se alcanza al montar la vaina en un codo de tubo contra la dirección del fluido. Si no existe ningún codo en el punto de medición deseado se debe procurar una inclinación de la vaina con el área sensible en dirección contraria del fluido. La posición rectangular resulta menos eficaz ya que reduce la exposición del punto sensible. vaina de temperatura Diámetro del taladro
Las plantas suelen aplicar varias tecnologías de medición. Una selección adecuada del diámetro estándar da mucha flexibilidad ya que permite la utilización de sondas de temperatura,  termómetros bimetálicos o p.ej. termómetros de dilatación de gas.

Construcción cónica o recta
Las vainas de forma cónica ofrecen una rigidez superior que las vainas rectas con la misma sensibilidad de medición. Por lo tanto se recomienda la construcción cónica sobre todo en aplicaciones con elevada carga mecánica causada por ejemplo por alta velocidad de fluido, vibraciones o presión.

Pruebas y certificados
Según DIN 43772 4.6 los usuarios y fabricantes deben acordar todas las pruebas y homologaciones. En aplicaciones del sector químico/petroquímico se exigen cada vez más pruebas rigurosas de calidad. Una prueba bastante extendida es la comprobación hidrostática.  La prueba hidrostática es una prueba de presión y resistencia para los componentes de una vaina según AD2000, hoja informativa HP30.

Para realizar este test se fija la vaina en un dispositivo de comprobación y se la la somete a una presión determinada durante un periodo establecido (p.ej. 3 minutos). En general se distingue entre la comprobación de la presión exterior y la presión interior. Datos típicos son por ejemplo la presión nominal de la brida multiplicada por 1,5 o una presión exterior de 500 bar con presión interna. La prueba se realiza con agua con una concentración de cloruro < 15 ppm. Tras aprobar la prueba hidrostática se marca la vaina con “P”.

Artículos similares: La protección con una vaina para termómetros de proceso o sondas de temperatura,  El cálculo de carga de una vaina de temperatura (stress calculation), La conexión correcta entre brida y vaina


Autor: Chassan Jalloul, Marketing Manager Instrumentos WIKA



Comentario