Sello separador WIKA

Se ha desgastado el sello separador – ¿ahora qué? Cuando esto sucede, muchos usuarios deciden cambiar el sistema del sello separador íntegramente con el instrumento de medición incluido. No obstante, en la mayoría de los casos esto no es necesario, especialmente cuando se trata de sistemas de medición con transmisores de proceso de un precio elevado. Resulta más rentable y también más sostenible sustituir el sello separador con un recambio o realizar una reparación.

Sello separador con transmisor de proceso

Transmisor de proceso con separador de membrana. Montaje directo con brida

Medios agresivos, altas temperaturas, puntos de medición de difícil acceso y estrictas normas de higiene: gracias a los sellos separadores, los instrumentos de medición de presión pueden adaptarse a las condiciones de trabajo más exigentes, ya sea mediante el montaje directo o con el uso de un capilar. En ambos casos, una membrana garantiza la separación entre el instrumento y el proceso, y transmite la presión por vía hidráulica. El fluido de transmisión empleado, generalmente un aceite, se elige según la aplicación.

De esta forma, tanto los transmisores de proceso como los manómetros quedan protegidos de las influencias nocivas que provocan errores y que pueden afectar los procesos. Los sellos separadores se instalan para absorber dichos impactos. Normalmente, la membrana y la conexión de proceso se fabrican en acero inoxidable o materiales especiales resistentes. No obstante, ni siquiera el material de la mejor calidad ofrece una protección total contra el desgaste y las condiciones adversas. La corrosión, la adhesión de medios, los picos de presión y la deformación mecánica son algunas de las causas más frecuentes de los daños sufridos.

Agotar toda la vida útil del instrumento 

Ya se trate de unos pocos meses o de 20 años: siempre llega el día en el que un sello separador está tan desgastado que ya no puede seguir cumpliendo su cometido y tiene que ser sustituido. A menudo, los usuarios no sustituyen todo el sistema de medición, o sea, tanto la parte desgastada como el instrumento. Puede que en el pasado, cuando las combinaciones con manómetros eran la norma, esta solución fuera la más viable; no obstante, el uso cada vez más frecuente de transmisores de proceso permite una solución más económica.

Ahora el usuario tiene la posibilidad de cambiar o reparar únicamente el sello separador y aprovechar toda la vida útil del instrumento. Esta solución reduce considerablemente los costes totales del sistema de instrumentación a largo plazo. Wika ofrece este servicio para sistemas de sello separador. Un ejemplo práctico demuestra las ventajas.

Ahorro de hasta dos terceras partes de los costes

En siete años, el sistema de sello separador de un fabricante de neumáticos sufrió en tres ocasiones roturas de la membrana, debido a un elevado volumen de sustancias adheridas durante el proceso. En este caso, los costes de reparación del sello separador solo ascendieron a un tercio de los costes que hubiera supuesto una reconfiguración completa de la medición. La experiencia nos demuestra que este ejemplo refleja la norma. La sustitución del sello separador manteniendo el instrumento ofrece un ahorro notable de costes. A ello cabe añadir que la inversión necesaria para la renovación integral va aumentando con el paso de los años a un ritmo muy superior que si solo se hicieran reparaciones parciales.

Evolución típica de los costes de un sistema de sellos separadores con transmisores de proceso

Comparación de costes de un sistema de sellos separadores


Otra ventaja consiste en el ahorro de tiempo ya que el punto de medición de la instalación vuelve a estar en funcionamiento con mayor rapidez que un sistema nuevo. Además, los tiempos de inactividad pueden minimizarse si los usuarios encargan una sustitución profiláctica en el marco de una parada planificada de la planta.

Reparación del sello separador

A pesar de que en casos de desgaste la experiencia nos demuestra que en la mayoría de los casos se debe sustituir la unidad completa del sello separador, se debe valorar en primer lugar una reparación. En muchas ocasiones basta con sustituir la membrana. De este modo se puede seguir utilizando la brida y el capilar. Este procedimiento se recomienda especialmente para aquellos sellos separadores de alto coste en procesos críticos o abrasivos que a menudo requieren el doble de esfuerzo para su instalación. 

Sello separador - reparación de membrana

Las fisuras causadas por los picos de presión o las distribuciones de presión oscilantes (izquierda), una membrana dañada a causa de la contaminación del medio (centro) y una membrana con productos adheridos que pueden perjudicar el resultado de la medición (derecha)

El procedimiento es el siguiente: En primer lugar los técnicos del servicio WIKA desmontan los sistemas de sellos separadores dañados. Luego seleccionan el equivalente adecuado entre un amplio porfolio. Es entonces cuando los clientes tienen la oportunidad de examinar los componentes críticos del sistema. Esto permite una modificación del sistema si las condiciones de proceso han cambiados. En tal caso se puede expedir nuevas certificados de materiales.

Examen del instrumento de medición

Durante la sustitución o la reparación del sello separador, el equipo de servicio examina rigurosamente la funcionalidad de su instrumento. Todos los pasos pertinentes, como la comunicación, las desviaciones de señal y la prueba de presión son documentadas con un certificado. En caso necesario, el instrumento vuelve a ser configurado y optimizado.

Después de volver a soldar el sello separador y el instrumento de medición, el sistema de medición en su conjunto se llena con líquido transmisor y a continuación es calibrado de nuevo. Además del aspecto económico, la sustitución o reparación de un sello separador contribuye a la economía sostenible. Solo se sustituye lo necesario, lo que hace que los costes de eliminación sean menores. A ello hay que sumar las piezas de acero desechadas en el ciclo de residuos en el que son fundidas para su posterior reciclaje. El líquido de transmisión, sin embargo, no se puede reutilizar. Solo un nuevo relleno garantiza la pureza que es indispensable para garantizar una transmisión de presión impecable, y, con ella, la exactitud del resultado de la medición. Como conclusión, cabe recalcar que la solución radical de cambiar todo el sistema de transmisión de presión solo se recomienda en casos excepcionales.

Vídeo: ¿Cómo funciona un separador? | Aplicaciones y ventajas en la medición de presión

 

Consulte más información sobre el servicio de intercambio de separadores. 



Comentario