Manómetros, termómetros para industria siderúrgica

La producción de acero, una aleación de hierro y carbono, es un factor crucial para una economía moderna y  hoy en día se utiliza como uno de los indicadores del desarrollo económico más importante de un país. Ningún otro material ofrece características tan extraordinarias referente a resistencia, plasticidad y versatilidad y es imprescindible para infraestructura y procesos productivos. España se sitúa entre los 11 países que más acero exporta y la producción alcanzó en 2017 un volumen de 14,4 millones de toneladas. (fuente UNESID) 

A nivel mundial la producción de acero bruto sigue creciendo a pesar de la ralentización de la economía mundial. En 2018, se produjeron más de 1.800 millones de toneladas de acero bruto en todo el mundo, principalmente en China. La principal forma de seguir siendo competitivos en este sector es reducir los costes mediante la optimización de los procesos. Los procesos cuidadosamente controlados también proporcionan condiciones reproducibles que garantizan que todos los lotes tengan las mismas características y calidad. La medición de la temperatura, la presión y otros parámetros en diferentes puntos del proceso proporciona a los operadores el control que necesitan. 

Horno oxígeno instrumentación WIKA

Horno de oxígeno básico donde las temperaturas pueden alcanzar hasta 1700 ºC

Sin embargo, las condiciones de funcionamiento en las aplicaciones siderúrgicas son extremadamente difíciles.

Un ejemplo: los elementos perturbadores contenidos en el arrabio, como el carbono, el silicio, el azufre y el fósforo en el convertidor del horno de oxígeno básico se eliminan en el convertidor de acero al oxígeno. En este proceso las temperaturas pueden alcanzar hasta 1.700 °C en el convertidor. 

Para la refrigeración eficiente y segura del convertidor se utilizan elementos de medición de caudal WIKA combinados con transmisores de presión diferencial, en los que las temperaturas de entrada y salida se miden con sensores de temperatura especiales. 


Por este motivo, WIKA ha desarrollado en estrecha colaboración con empresas líderes del sector  sensores de temperatura, manómetros, presostatos y otros dispositivos muy robustos para su uso en estas condiciones. 

Este gráfico interactivo proporciona una visión general de las aplicaciones de los instrumentos WIKA en todas las etapas de la producción de acero.

Manómetros, Termómetros, Presostatos en la industria siderúrgica

Etapas en la industria siderúrgica. Haga clic sobre el imagen para llegar al gráfico interactivo.

 

Haga clic sobre una burbuja del diagrama para llegar a una página dedicada a información sobre instrumentación de la aplicación concreta en la producción de acero y la instrumentación adecuada, incluyendo:


Los clientes confían en nuestras soluciones de instrumentación para mediciones en condiciones de alta presión hasta 10.000 bar o a temperaturas de proceso extremas de hasta 2.000 °C, p. ej.para metal fundido o en aplicaciones con medios de proceso altamente abrasivos.


Comentario