Medición grupo hidráulico

En casi todas las instalaciones de un parque de atracciones funciona un grupo hidráulico, situado en algún lugar escondido detrás de la atractiva fachada. Este dispositivo no sólo es necesario para la propulsión, sino también para mantener la seguridad de la instalación y sobre todo para los usuarios. 

 

Grupo hidráulico

Ilustración de un grupo hidráulico

Fiabilidad del grupo hidráulico 

Los componentes de alta calidad son los fundamentos  necesarios para el buen funcionamiento de un grupo hidráulico. Aparte de la bomba, las válvulas y los actuadores, la tecnología de medición debe funcionar con la máxima fiabilidad, también en extremas condiciones de uso. 

Condiciones de uso de un grupo hidráulico

En la práctica las sobrepresiones y los picos de presión causados por las válvulas o el retroceso de los cilindros suponen una elevada carga que requieren una adecuada protección de los instrumentos de presión. Una solución probada consiste en el montaje de obturadores en los canales de presión. Otra alternativa consiste en la instalación de un sensor o un instrumento con un rango de indicación más elevado. 

Temperaturas de servicio de un grupo hidráulico

La temperatura ambiente en las instalaciones exteriores es mucho más variable que en un cualquier edificio industrial. Por lo tanto, la instrumentación debe minimizar los errores de temperatura en intemperie para permitir un control fiable del grupo hidráulico incluso, por ejemplo, en pleno calor de verano.

Fiabilidad de los componentes

Los frecuentes cambios de presión suponen un elevado desgaste para los instrumentos de presión. Como resultado, a largo plazo el valor de lectura se distorsiona y la exactitud de la medición se deteriora. El motivo principal es la fatiga del material o el propio comportamiento del transductor de presión (el tubo de Bourdon en el manómetro o la membrana de medición del sensor de presión). Para prevenir estos efectos se introduce una etapa adicional en la producción la denominada “autofrettage”. Un paso adicional que proporciona una prolongación considerable de la vida útil del instrumento.  En esta fase se somete el elemento sensible durante un intervalo determinado a una presión del doble del valor final. De este modo se reducen las tensiones acumuladas antes de proceder con el ajuste del instrumento y sobre todo antes de su uso en las instalaciones del usuario final. 

Monitorización integral de la condición: Presión, temperatura y nivel

La monitorización rigurosa del estado de un grupo hidráulico incluye no sólo la presión de servicio, sino también la temperatura del aceite hidráulico y el nivel en el depósito. Mediante el control de la temperatura del aceite hidráulico, se pueden identificar a tiempo las condiciones críticas y se puede prolongar el tiempo de uso del aceite. El control del nivel de llenado en el depósito de aceite hidráulico puede indicar deficiencias de aceite antes de que la bomba aspire aire. 

Conclusión
La seguridad del circuito hidráulico depende de la fiabilidad de cada uno de sus componentes.

 

Instrumentación WIKA para grupos hidráulicos

Nota
WIKA fabrica indicadores, sensores eléctricos e interruptores para todos estos parámetros. En la página web del WIKA encontrará una amplia gama de instrumentos de medición idóneos para aplicaciones hidráulicas.



Comentario