Manómetro criogénico WIKA

La combinación entre transmisión de datos (telemetría) e instrumentos de medición mecánica con señal de salida eléctrica ofrece nuevas oportunidades de aumentar la eficiencia del proceso. Un ejemplo de este sistema son los conjuntos de instrumentación criogénica de WIKA que permiten el control de una red de depósito de gas licuado de forma centralizada. Este sistema M2M (machine to machine) también se puede utilizar en otras aplicaciones.

Los gases como el argón, el nitrógeno, el oxígeno o el dióxido de carbono a menudo se almacenan criogénicamente (de la palabra griega cryo = helada), es decir, en forma criogénica licuada. WIKA ha diseñado un sistema de control para el almacenamiento de este gas licuado que consiste en tres módulos:

Manómetro con contacto eléctrico WIKA

Manómetro diferencial tipo Cryo Gauge. La segunda salida eléctrica (posterior) es parte del transmisor de proceso incorporado para facilitar la indicación de la presión de trabajo.

1. Manómetro diferencial mecatrónico 

Este manómetro monitoriza el nivel de gas licuado, que se calcula partiendo de la presión diferencial entre la fase líquida y gaseosa en el interior del tanque y se indica en la esfera con una escala. Un transmisor integrado convierte la posición del indicador en una señal de 4… 20 mA mediante un acoplamiento magnético sin contacto (transmisor de ángulo de giro). Esto significa que los valores transmitidos electrónicamente y visualizados in situ siempre coinciden.

¿Qué ventajas ofrece una medición mecánica de presión diferencial? Independientemente del rango de medición, esta siempre garantiza una exactitud de hasta  1%. En cambio las soluciones compuestos con transmisores habituales solo
comparan la diferencia entre dos valores individuales.
Esto puede provocar errores de medición hasta 10% o más,
especialmente con depósitos pequeños.

 

Manómetro diferencial con manifold WIKA

La indicación de la presión de servicio para la seguridad del depósito acoplado a un manifold

2. Indicación mecánica de la presión de servicio combinado con un transmisor de presión 

Esta combinación de componentes de medición mecánicos y electrónicos garantiza la seguridad del depósito. Si la presión de servicio se eleva por encima de un valor determinado, debido a influencias externas, el exceso de presión y por lo tanto el gas, se escapa a la atmósfera a través de una válvula de seguridad en el depósito.

Esta presión de servicio se controla mediante un manómetro y a través de la señal de salida de un transmisor de presión. El manómetro está montado sobre un manifold multifuncional lo que  
permite la desconexión de todo el sistema de medición,
p. ej. durante los trabajos de mantenimiento del depósito. 

 

Modulo telemetria WIKA

Modulo telemetría del sistema de medición

3. Unidad de transmisión de datos („intelliMETRY“)

El instrumento de telemetría WIKA recibe las señales eléctricas de salida de los dos componentes de medición (presión de nivel y presión de servicio). Luego digitaliza los valores de medición y los transmite vía tecnología GSM a un centro de datos en línea (modo GPRS o SMS).

En caso de que se produzcan fallos en la red, éstos se almacenan temporalmente hasta la siguiente llamada de rutina. El intervalo de transmisión se determina según las indicaciones del cliente. Además de la transmisión de datos, el módulo intelliMETRY dispone de funciones de monitorización, como por ejemplo la activación de un mensaje de advertencia en caso de un inesperado descenso de nivel. Este módulo de telemetría puede gestionarse mediante un programa en un ordenador o mediante la APP disponible para móviles.

 

Nota: 
Encontrará más detalles sobre instrumentación criogénica en el folleto “Monitorización inteligente de niveles“, así como en la información del producto en el sitio web de WIKA (manómetro de presión diferencial tipo 712.15.160 y sus variantes). 

 


Dejar una Respuesta