Manómetro sobrecarga

En numerosas aplicaciones se someten los manómetros a oscilaciones bruscas de la presión que pueden dañar el instrumento de medición y falsificar los resultados. Para evitar estos daños existen varios dispositivos para amortiguar los efectos.  

Los ciclos de carga dinámicos a menudo son el resultado de los picos de presión de una bomba y se visualizan en los manómetros mediante movimientos rápidos de la aguja. El resultado de estos ciclos de carga no sólo limita la legibilidad de la pantalla. El elemento sensible flexible (tubo Bourdon)  y todos los componentes mecánicos también están sometidos a un elevado desgaste que reduce la vida útil del manómetro. 

Los efectos de los ciclos de carga se pueden reducir considerablemente mediante un obturador.  De hecho, un obturador puede ser incorporado directamente en la entrada de presión durante la fabricación del manómetro.

Un limitador externo ofrece la ventaja de un ajuste variable del caudal volumétrico del medio. La variación de la sección mediante tornillo de ajuste permite una adaptación de la amortiguación a la aplicación concreta. De este modo el usuario puede reaccionar a cualquier cambio de viscosidad del medio de medición. 

Sifón

Sifon de forma circular y en forma U según DIN 16 282

En función del proceso, los manómetros pueden estar sujetos a otros efectos, además de los ciclos de carga – por ejemplo, elevadas temperaturas. En estos casos, se debe considerar una combinación con un sifón para proteger los elementos sensibles contra medios calientes, como el vapor, se producen en combinación con ciclos de carga.

Los sifones son adecuados para aplicaciones con temperaturas de hasta 400 °C y presiones nominales de hasta 160 bar. Los sifones se ofrecen según las normativas DIN -16282, DIN -16283 y DIN -16284 en varios formas p.ej. forma ciruclar (“pigtail”) o forma U. 

 

Nota: 

Más informaciones sobre accesorios de manómetro encontrará en: Válvulas y dispositivos de protección.


Dejar una Respuesta