Motivos de fallo y cómo prevenir las averías en el proceso La prevención de cualquier avería es de máxima importancia en las aplicaciones de campo. A menudo no es posible detectar los motivos exactos. Sin embargo a menudo es posible prevenir el daño. A continuación le detallamos los motivos más habituales que pueden provocar una avería. 1. Vibraciones mecánicas Movimientos periódicos que producen deformaciones y tensiones sobre un medio continuo. Si el movimiento se produce de manera regular y repetitiva alrededor de una posición de equilibrio se habla de una oscilación.

2. Pulsación Aumento y disminución rítmica de una cantidad determinada., por ejemplo presión, caudal o voltaje.

3. Temperatura Grado de calor o frío medido en una escala determinada

4. Sobrepresión Un instrumento sometido a una presión superior al límite sufre daños en el elemento sensible. Se debe distinguir entre picos de sobrepresión puntuales y una sobrepresión continua.

5. Corrosión Destrucción gradual del material causada por ataques químicos

6. Obturación Limitar o impedir el flujo debido a sustancias ajenas que se adhieren a los conductos del fluido

7. Uso inadecuado Mal manejo o aplicaciones inadecuadas

¿Cómo prevenir una avería en un manómetro? Para asegurar el buen funcionamiento de la instalación es imprescindible realizar en primer lugar revisiones periódicas de la instrumentación. En segundo lugar se puede acoplar un accesorio para mitigar los efectos provocados por las condiciones del proceso. Por ello existe una gran variedad de productos. +

Selección adecuada del instrumento. El usuario debe conocer y determinar en detalle las condiciones de uso y considerarlas a la hora de escoger el instrumento. En caso de duda debe buscar asesoramiento por parte de los expertos en instrumentación de su proveedor. En caso de aplicaciones con vibraciones es imprescindible montar manómetros con relleno de líquido para la amortiguación. En casos extremosse debe recurrir a un manómetros tipo Direct Drive que disponen de un muelle helicoidal con conexión directa a la aguja indicadora. La resistencia de este tipo de manómetro en comparación con las versiones convencionales puede ver en el video anexo. [responsive_vid] – Obturadores absorben los golpes de ariete y amortiguan los choques provocados por fluctuaciones de presión. – Torres de refrigeración previenen los efectos de picos de temperatura. Flujos de aire entre las aletas de intercambio de calor reducen el impacto de la temperatura al líquido de relleno.

 Limitadores de presión protegen el instrumento contra picos de presión y contra una sobrepresión continua. – Sifones protegen los instrumentos contra las pulsaciones del medio, impiden un calentamiento excesivo y ofrecen una protección efectiva contra los golpes de ariete.

Separadores de membrana protegen el instrumento contra medios viscosos e impiden el contacto de fluidos corrosivos y agresivos con los elementos sensibles del instrumento. 

 

 



Comentario